Solución de problemas de una Wii sin energía

La Nintendo Wii es una consola de videojuegos tremendamente popular e innovadora. El sistema es sencillo de configurar y ejecutar. Generalmente, la Wii no tendrá problemas para funcionar correctamente. Sin embargo, al igual que con todos los dispositivos electrónicos, es posible que la Wii funcione mal de vez en cuando. Un problema común que puede ocurrir es que la propia consola no reciba energía; esto se indica por la falta de luz de color en el botón de encendido.

Compruebe el cable

Si tu Wii no recibe energía, revisa el cable de alimentación. Asegúrate de que esté bien enchufado tanto a la toma de corriente como a la parte posterior de la Wii y que no se mueva más en ninguno de los extremos. También debe verificar, especialmente si tiene mascotas, para asegurarse de que el cable de alimentación no esté dividido ni dañado.

Mira el Outlet

Compruebe la propia toma de corriente. Asegúrese de que el tomacorriente esté encendido si tiene un interruptor y que no haya un fusible o un disyuntor quemado. Pruebe el tomacorriente enchufando otro aparato que funcione en el mismo enchufe. Si tienes la Wii enchufada a una regleta o protector contra sobretensiones, asegúrate de que esté encendida y funcionando. Si ha habido una subida de tensión recientemente, es posible que deba reemplazar su protector de sobretensión.

Reiniciar el sistema

Si la Wii aún no recibe energía, debes permitir que el sistema se reinicie. Para hacer esto, déjelo desenchufado durante al menos 2 minutos completos y luego vuelva a enchufarlo e intente encenderlo. Si todas las conexiones eléctricas son sólidas y nada ha dañado significativamente la consola, hacer esto debería restaurar la energía de la Wii. Este reinicio no borrará la memoria interna de la consola ni guardará archivos.

Encuentra Más Guías Aquí  Cómo grabar un CD-RW

Póngase en contacto con el fabricante

Si, después de seguir todos estos pasos, la Wii aún no recibe energía, es probable que debas enviarla al fabricante para su reparación. No lleves la Wii a la tienda donde la compraste a menos que nunca haya funcionado; cambiarán la Wii por una nueva en lugar de repararla. Se perderán todos los datos guardados, incluido el registro de los juegos que compró y descargó. En su lugar, comuníquese con Nintendo a través de su sitio web para obtener instrucciones sobre cómo enviar la consola para que sea reparada.